¿Dónde se encuentra tu motivación?

¿Dónde se encuentra tu motivación?

En las empresas, como en la vida, se funciona por objetivos. Sin embargo, en muchas ocasiones, para conseguir esos objetivos, se necesita de unos incentivos para ayudar a mantener alta la motivación y conseguirlos.

¿Qué ocurre? Pues que la mayoría de veces, los incentivos no son suficientes para mantener alta la motivación.

¿Qué es lo que nos mantiene motivados para conseguir cualquier objetivo que deseemos en nuestra vida personal o profesional?

Sigue leyendo porque te voy a dar la receta para que consigas mantener alta tu motivación y te conviertas en un logrador de objetivos.

Cuando los incentivos no funcionan

Ya hemos visto que muchas veces los incentivos no son suficientes para mantener una motivación alta, pero ¿por qué?

Porque lo que nos motiva siempre es algo nuestro, propio, interno a nosotros. Los incentivos externos pueden ser válidos en un momento dado, pero no sostienen la motivación por mucho tiempo.

Es por ello que debemos buscar en nuestro interior qué es aquello que realmente nos motiva. Aquello que nos sirve de combustible para avanzar ante cualquier situación y superar cualquier obstáculo que se interponga en nuestro camino.

Estoy seguro que ya lo has hecho otras veces ¿verdad?.

¿Qué es lo que te mueve?

Ahora piensa en ti. Vamos a hacer un pequeño ejercicio que te servirá para encontrar tu motivación.

Cierra los ojos, respira hondo, relájate y por un momento piensa en aquella ocasión en la que conseguiste hacer algo que parecía imposible, algo que era sumamente importante para ti.

¿Lo tienes? Perfecto.

Ahora revive esa situación e intenta recordar el mayor número de detalles posibles: ¿Dónde estás? ¿Quién hay a tu alrededor? ¿Percibes colores? ¿Hay luz natural? ¿Cómo es el entorno?

¿Qué escuchas? ¿Hay voces o son sonidos? ¿Qué te dicen? Recuerda…

¿Qué sientes en este momento? ¿Puedes identificar las emociones que sientes? Vive este momento y disfrútalo, porque es tuyo, porque te lo mereces.

Muy bien. Ahora intenta identificar qué es lo que hiciste para conseguirlo, qué era lo que te empujaba a realizarlo a cualquier costa.

Fíjate bien, posiblemente, detrás de ello se encuentren tus VALORES más fundamentales.

Sí, ese es el truco. Identifica qué valores son los que se encuentran detrás del objetivo. Lo que buscamos siempre es satisfacer nuestros valores. Esto provoca que se produzcan en nosotros EMOCIONES que nos resultan muy agradables. Sí, es lo que buscamos, sentirnos bien. Somos adictos a las emociones.

[bctt tweet=»La motivación debemos encontrarla en nuestro interior»]

¿Cuál es tu misión?

Te voy a proponer algo más difícil.

¿Has pensado alguna vez cuál es tu MISIÓN en la vida? ¿Para qué estás en este mundo? ¿Qué es lo que harías si no tuvieras nada que perder, si no necesitaras el dinero?

Piénsalo con tranquilidad. Más adelante ya escribiré otro artículo para enseñarte a averiguar cuál es tu misión en la vida, pero no es el caso que nos ocupa en este momento.

La verdad es que la misión en la vida juega un papel importante en este momento y ahora verás la razón.

Esto es lo que te motiva

Llegados a este punto, vamos a continuar con nuestra visualización.

Cierra los ojos de nuevo, respira hondo y relájate.

Piensa ahora en qué es lo que quieres conseguir, en ese objetivo que parece imposible de alcanzar.

¿Lo tienes? Muy bien. Ahora imagínate que lo has logrado, que ya es tuyo. Revive en este momento las mismas emociones que sentiste en el ejercicio anterior. Siéntelas es muy importante. Vive este momento, es tuyo, lo has conseguido. Emociónate de nuevo, siéntelo. Hay una luz brillante que te envuelve y te hace sentir muy feliz, lo has logrado.

Identifica en este momento las emociones que sientes y los valores que has satisfecho al lograr este objetivo.

Ahora debes definir tu objetivo de la forma más concreta posible, de modo que para conseguirlo se satisfagan tus valores y te lleven a cumplir tu misión en la vida.

Te aseguro que esto va a provocar una automotivación muchísimo mayor que cualquier incentivo externo que te puedan ofrecer.

Define tu objetivo, ponle fecha y ponte en marcha ¡YA!

Cuando sientas que tu motivación flaquea, recuerda por qué quieres conseguir el objetivo, los valores que quieres satisfacer, cuál es tu misión y recuerda la imagen de la luz brillante envolviéndote en el momento del éxito. Esto te hará revivir las mismas emociones y conseguirás darte un empujón hacia delante para lograr tus sueños.

[message_box title=»La Fórmula de la Motivación» color=»red»]MISIÓN + VALORES + EMOCIONES = MOTIVACIÓN[/message_box]

Espero que te sea de utilidad y ya sabes que espero tus comentarios. Pruébalo, inténtalo y dime cómo te ha ido. Yo te espero aquí.

Seguro que conoces a alguien a quien le puede resultar útil este artículo. Compártelo y haz feliz a alguien.

Como siempre, gracias por leerme, gracias por estar ahí.

Francisco

F. J. Comes

Coach, conferenciante, formador y autor. Me gusta definirme como "Arquitecto de Sueños". Ayudo a las personas a diseñar sus sueños y guiarles en su camino para hacerlos realidad, a nivel personal y profesional.
Nombre (obligatorio)Correo electrónico (obligatorio)Web

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.